El Palacio Sans Souci se vistió de gala una vez más para celebrar el amor de Pampita Roberto García Moritán. Después de tres meses, decidieron apostar al amor y casarse. 

Carolina eligió para el gran día un diseño de Gabriel Lage, con el que deslumbró. El vestido de novia tenía un delicado y pronunciado escote V, en tono blanco almendra, con una falda en cascada romántica.

Según relató el diseñador para constuir la falda se utilizaron 30 metros de organza de seda satinada y capas de tules en desnivel, con aplicación de 59 metros lineales de zócalos de organza doble, pespunteados en hilo de plata. Por otro lado, el volumen interno se logró a través de una técnica de termofusión. 

Pampita junto al diseñador Gabriel Lage

Para los accesorios La tiara la realizaron Catalina y Eugenia de Guidobono. Ambos realizados hechos en plata y bronce rodinado Guidobono atendiendo a las indicaciones de Carolina.

Las sandalias de Sarkany

Un cuento de hadas hecho realidad