La consigna era crear maquillajes inspirados en el antifaz, logo de CONTRAPIEL.

Salvatore Romano logró crear cuatro propuestas diferentes variando colores y texturas

Algunos de los materiales utilizados fueron sombras cremosas de Kryolan ,sombras compactas de Morphe y Andrea Pellegrino para plasmar los colores de fondo de cada antifaz.

Pigmentos satinados e iridiscentes  para generar diferentes iluminaciones, pestañas de plumas, pestañas comunes de tira, piedras y strass.

Logró darle una identidad diferente a cada modelo para ser única al momento de lucir sus peinados y vestidos.

 

Te dejamos la galería de imágenes para que aprecies en detalle éste maravilloso trabajo