Mariana Alba

 

Asesora de Imágen

Faltan pocos meses para fin de año y ya llega tu fiesta de egresados. Seguro estarás pensando cómo lucir esa noche tan especial. Tu vestido será largo, corto, de dos piezas con un crop top o bien una blusa con una falda por dentro inclusive un mono corto o largo, entre otros.

Lo importante es que seas consciente de la forma de tu cuerpo y te centres en aquellos puntos fuertes para destacarlos como así disimular aquello con lo que no te sientes a gusto. En esta nota te muestro como generar mediante ilusiones ópticas una silueta ideal basándonos en tu figura.

Si tu cuerpo es sumamente curvilíneo al estilo de un reloj de arena lo ideal es marcar las curvas pero sin exagerar siempre poniendo énfasis en la cintura. Aunque cualquier vestido lucirá en ti el corte sirena resaltará tus mejores atributos.

Por otro lado si eres de quien posee caderas llamativas pero tu torso es pequeño las caídas suaves o en línea A harán imperceptibles las mismas y el centro de atención será tu torso. Puedes usar adornos, colores llamativos, estampas grandes, pedrería, un escote íntegro de pallete para generar volumen y lograr el equilibrio entre hombros y caderas. Evita líneas horizontales y cortes alrededor de las mismas.

Por el contrario si tu parte superior es prominente y tu figura se afina hacia las caderas deberás optar por un escote de diseño simple como por ejemplo un escote halter  marcando a su vez la cintura y una falda con suficiente volumen de la mano de volantes, frunces, bolsillos, etc. Atenta con los escotes de hombros caídos que son furor. No te los recomiendo. Tu zona superior debe estar lo más despejada posible.

 

Si eres de aquellas mujeres sumamente proporcionadas pero sin cintura marcada el beneficio  reside en generar curvas y ajustar la zona de la misma. Los drapeados así como fajas, cinturones anchos tienen este efecto. Incluso el uso del crop top genera una seudo cintura y en conjunto con una falda amplia al estilo campana o plato (fifty) lograremos una silueta curvilínea. Los vestidos cut out con aberturas en los costados serán una buena opción.

Finalmente si tu abdomen constituye la parte más ancha y notoria de tu cuerpo es aconsejable no ajustar la figura. Los vestidos deben tener una caída recta o muy suave con telas que no sean rígidas ya que agregan volumen. En este caso aprovecha a resaltar tu rostro, busto o

piernas y la mejor opción es un vestido de corte imperio con el corte debajo del busto.

Como sabemos los colores neutros y oscuros como negro, gris, verde azulado, azules, marrones se usarán en las partes a camuflar y los tonos claros (ya que expanden) primarán en nuestros atributos.

 

Una silueta ideal para todas las figuras son los vestidos cruzados con un lazo llamados wrap.

Con respecto a los enteritos o monos si tus caderas son anchas lo mejor es optar por un pantalón oxford, semioxford o recto que las compense.

Espero que estos tips te sean útiles y recuerda que lo más importante es la actitud  ya que tú eres el centro de atención.

¡Saludos!

Mariana Alba.

Asesora de Imagen.