Emily Seilhamer, una mujer de Elisabethtown en Pennsylvania, es una experta en la reutilización de objetos. Para proyectos anteriores utilizó corbatas para realizar un vestido.

Con ayuda de su familia y de su marido ha guardado durante 4 años, 10000  envoltorios de caramelos Starburst

“Después de conseguir los envoltorios suficientes, los organicé por colores, los planché, los doblé e hice cadenas de envoltorios de caramelos,” dijo Emily.

Para crear un “tela”utilizó hilo elástico para coser todos los envoltorios

Conoció a su marido cuando él le ofreció un paquete de caramelos Starburst antes de comenzar el proyecto. Por ello, los envoltorios de esos caramelos tenían un significado muy especial para ella. Los caramelos son su comida favorita por lo que guardó todos los envoltorios en bolsas.

¡Arriba la creatividad!