Es toda una tradición en la maison que al presentar una nueva colección Crucero se realice en un destino turístico en boga. Esta ocasión sorprendió, pues no siguió la costumbre, se quedó en París y transformó su pasarela al más puro estilo griego.

Esta temporada, Lagerfeld presentó su colección Crucero de Chanel bajo el título «The Modernity of Antiquity», donde  recrea su mitología con motivos ornamentales griegos que lucen impresos en vestidos tipo tubo, con hojas de pan de oro que brillan en las prendas, con vestidos inmaculados y joyas doradas de bellas sacerdotisas.

En el Museo del Grand Palais lucieron sandalias espartanas que ascienden hasta las rodillas; los talones de estos zapatos reproducen una columna jónica; la paleta de colores de esta colección extremadamente variada recuerda los colores del mármol y el brillo del sol.

Una combinación muy cuidada con un resultado fabuloso donde hemos visto de todo: estampados étnicos, prints florales, diseños joya de pedrería, sexys transparencias…una mezcla helénica sobresaliente.

La bombonera. El nuevo backpack.

El bolso o la mejor conocida bombonera de Chanel, esta vez se presenta como un híbrido entre el bolso saco y la bandolera , pero con mucha sofisticación. Su acabado en dorado metalizado, los pliegues minuciosos y las cadenas mini de eslabones con detalle de moneda reconfirman que en la firma nada se deja al azar.

Los accesorios con pedrería, tiaras y pulseras recrean ésta colección de diosas helénicas del siglo XXI