Ser madre soltera no es fácil en cualquier parte del mundo. Ellas lo saben y su entorno también.

Las mamás solteras hacen un sacrificio fenomenal para criar a sus hijos y, en muchos casos, lo llevan adelante en la soledad absoluta y sin asistencia de los papás.

 

Al parecer, esos sacrificios que hacen se reflejan en sus hijos, sobre todo las mujeres, a la hora de tener éxito en la vida y más oportunidades.

 

39

Un estudio realizado en Harvard escrito por Kathleen McGinn,  indicaba que los hijos de estas increíbles mujeres no sólo se convertían en adultos felices sino que también llegaban a tener salarios más altos que sus contrapartes, algo que se daba especialmente en el caso de las chicas.

Al mismo tiempo, los chicos que crecían con madres solteras tendían a ser hombres adultos que ayudaban mucho más con las tareas del hogar y con el cuidado de los hijos cuando llegaba la hora de formar su propia familia.

 

Para realizar el estudio, McGinn le hacia la siguiente pregunta a los participantes: ¿Hubo alguna ocasión en que tu madre trabajara tomando en cuenta el período posterior a tu nacimiento hasta que cumpliste 14 años? El concepto de ‘trabajar’ se mantuvo más bien general, ya que lo que realmente le importaba a la investigadora no era lo duro que trabajaban las madres ni las horas que pasaban fuera de casa, sino si es que estos niños habían crecido con una mujer que fuese profesional o independiente como un modelo a seguir.

Muchas veces las madres sienten culpa a la hora de salir de casa y entrar en el mundo laboral, pero es hora de dejar esa culpa de lado, especialmente cuando vemos estudios como este, que no sólo prueban que son mujeres fuertes y modelos a seguir, sino que también, que al salir a trabajar ayudan a sus hijos en formas que cambiarán su vida de forma positiva para siempre.