vientre_0

Es mejor prevenir que lamentar, por lo que la operación traje de baño es algo que no debes dejar exclusivamente para el verano o los meses cercanos. Entre antes cambies tus hábitos, mejores resultados verás al momento de disminuir la ropa que usas.

 

Por ello, te presentamos una lista de sencillos, pero infalibles trucos para perder peso y alcanzar el vientre plano que siempre quisiste.

 

¡Lee con atención!

 

  1. Elimina el azúcar: Intenta consumir el mínimo de azúcar, para mantener la insulina en niveles bajos y el glucagón alto, puesto que esta última es la hormona encargada de combatir el vientre hinchado.

 

  1. Come cinco o más veces al día: Es mejor comer muchas veces al día, pero en pequeñas cantidades, que comer poco y en grandes porciones. Esto dado que el organismo se mantendrá siempre activo y gastará más calorías.

 

  1. Come proteína sólo en la “hora mágica”: Las comidas que contengan proteínas deben ingerirse entre las 15:00 y las 16:00 horas, puesto que es un momento clave para estimular el metabolismo y equilibrar la azúcar en la sangre. Cuanto más bajo sea el nivel de azúcar en la sangre, más baja se mantendrá la insulina y el almacenamiento de grasa en torno al abdomen. Comer cada tres o cuatro horas mantendrá en orden el azúcar.

Comidas-ricas-en-proteínas-1

 

  1. Masticar bien la comida: Esto es clave para mantener el vientre plano y prevenir las flatulencias. Hay que masticar mucho los alimentos, puesto que la digestión empieza en la boca. Cuanto más fácil le deje la digestión al organismo, menos gases y ácidos segregará durante el proceso.

 

  1. Bebe al menos dos litros de agua al día: Para evitar la retención de líquidos, lo mejor que puedes hacer es beber más de dos litros de agua al día, eso sí, incorporando este hábito poco a poco si no estás acostumbrado. El agua no tiene calorías y su efecto saciante te ayudará a perder peso más rápidamente.

 

6.Prefiere agua saborizada y té: Olvídate del alcohol y las bebidas azucaradas. Además del agua, lo mejor es beber infusiones y aguas saborizadas con frutas o verduras. Un sencillo truco que te ayudará a mantener la línea.

 

Aguas-saborizadas

 

  1. Usa sal marina: La sal muchas veces es la responsable de un abdomen inflamado, por lo que debes usar sal baja en sodio para marcar la diferencia. Tampoco es recomendable consumir demasiada salsa de soja, porque siempre es muy salda y causa flatulencias.

 

  1. Aumenta el consumo de fibra: Una dieta baja en fibra puede ser la causante de distensión abdominal y de la hinchazón. Al consumir más frutas y verduras frescas que contengan fibra, ayudaremos a eliminar rápidamente del organismo esos alimentos que causan malestar.

 

  1. Evita cenar tarde: Debe ser la comida más ligera del día, pero, además, debe intentar consumirse temprano, para que el cuerpo alcance a digerir los alimentos y quemar las calorías correspondientes.

como-entrenar-segun-tu-tipo-de-cuerpo-mujeres.3

  1. Ejercita tu cuerpo al menos tres veces por semana: El deporte es fundamental. Si no puedes ir al gimnasio o salir a correr, caminar a ritmo rápido puede ayudarte, puesto que quema casi tantas calorías como el “running”. Sin embargo, los entrenamientos interválicos de alta intensidad son los que poseen resultados abrumadores a la hora de reducir la grasa visceral que se acumula en el abdomen.