El reinado del blanco total ha copado todas las tendencias y se ha convertido en el favorito de diseñadores y celebrities.

Para aquellas que no se atreven a las tendencias un pantalón de jeans con una buena camisa, sandalias clásicas para un look casual o stilettos para la noche será una buena opción. Una camisa y una falda con volante en el bajo se convierten en el tándem más elegante de la temporada.

La camisa blanca, es un clásico que permite múltiples combinaciones y que es un infaltable fondo de armario. Con pantalones de cintura alta, palazzos, jeans, maxifaldas, mini. Cualquiera de los estilos que te gusten y te favorezcan.

 

 

Exportación sin título1

Los camiseros y las maxi faldas son una buena opción para obtener un look cómodo y  tendencioso.

El Mono se ha convertido en el salvavidas de nuestro guardarropa y los hay en diferentes estilos y texturas, que acompañados por un blazer o chaquetas largas sin manga dan un toque chic.

Las prendas más relajadas y fluidas se transforman, cuando se tiñen de blanco y nos transportan por su preciosa volatilidad de los tops y los pantalones de tonos glaciares a parajes paradisíacos donde el sol se refleja en el bronceado de nuestra piel haciendo resaltar más el blanco de nuestras prendas.

¿No me estiliza? La idea es entender nuestro cuerpo y recrearlo con las prendas que nos favorezcan: un maxidress si sos alta, un vestido corto si sos bajita, etc. Hoy te comparto varios looks para que te inspires y logres tu total white ideal.

 

Cecilia Rodríguez Merino

Blogger de moda