Pocos saben que al incio de su carrera, Marilyn Monroe, la leyenda del cine mundial fue modelo de Earl Moran, uno de los artistas pin-up de la época. Monroe comienza a posar para él  cuando tenía 19 años .Moran, por su parte, ya era un reconocido ilustrador de bellos retratos femeninos.

Fotografió a la joven Marilyn para luego crear imágenes que casi no se diferenciaban del original. Acerca del trabajo con la diva, Moran comentó: “Todo lo hacía con naturalidad, siempre llevaba a cabo todo lo que le pedía, siempre fue la más femenina de todas mis modelos. En cuanto a la expresión también hacía siempre lo correcto: su manejo corporal era ideal”.

Contrapiel encontró para ti algunas de esas fotografías que sirvieron de base para dibujar el camino de la futura estrella.