1414081356_25-620x455

Cuando consumimos comida pesada antes de irnos a dormir, nuestro sueño se puede ver afectado, por lo que la sugerencia es evitar ciertos alimentos:

Carnes Rojas: contienen proteínas y gran cantidad de grasas, por lo que demoran en ser digeridas

Café: aún si es descafeinado o regular, altera el sueño. Por lo que se sugiere consumir té de hierbas como manzanilla, que ayudará a tu digestión.

Quesos con mucha grasa: contienen grasas y aderezos, pudiendo provocar molestias digestivas. Se recomienda consumir queso cottage sin grasa o mozzarella o ricotta bajo en grasas, con moderación.

Frituras: junto con picantes, fritos y grasos en exceso no son buenos para el organismo en cualquier momento del día. Estos alimentos pueden dejar ácido en el estómago durante la noche mientras intentas digerirlos, provocando insomnio.

Gaseosas: sin importar hora del día, no es recomendable consumirlas, aportar azúcar y son ácidas. Inflaman y por su contenido en cafeína pueden provocar insomnio.

Chocolate: el chocolate negro contiene cafeína, te mantiene activo; interfiriendo en las horas de sueño; el chocolate blanco contiene mucha azúcar y grasas que interrumpen tus horas de sueño, además de contribuir con el aumento de peso.

 

LO IDEAL ES HACER UNA CENA LIVIANA A BASE DE VERDURAS Y/O CARNES BLANCAS, Y NO ACOSTARSE INMEDIATAMENTE.

REALIZAR ACTIVIDAD FISICA EN FORMA PERIODICA Y AL AIRE LIBRE

 

Lic. en Nutrición Liz Zarlenga

Nutrysa