120899531

Las vacaciones por fin han llegado y lo más probable es que te sientas tentado a olvidar tu alimentación saludable y prefieras dejar de lado tu cuidado por unos días. Pero estar de vacaciones no significa que debas darle fin a tu alimentación saludable.

Puedes variar tu alimentación sin culpa, disfrutando de nuevos sabores.

  1. EXPLORAR LA ZONA AL LLEGAR A DESTINO;  esto es, ubicar restaurantes donde preparen comida saludable, verdulerías cercanas, gimnasio, lugares al aire libre para ir de caminata, etc
  1. ACTIVIDAD RECREATIVA: existe gran variedad de actividades que podemos realizar en familia, como ir de caminata, escalar, alquilar bicicleta, jugar al tenis, nadar.
  2. DESAYUNO: en varias oportunidades hemos hablado de la importancia de un buen desayuno, sugiriendo en el mismo incluir cereal integrales, leche o yogurt descremados, frutas. El desayuno te mantendrá sin hambre durante la mañana y podrás sentirte con más energía para disfrutar tus vacaciones.
  1. ENSALADAS: los vegetales son fuente de fibra para evitar el estreñimiento, muy frecuente en las vacaciones. Lo ideal para combatirlo es combinar fibra y agua. Se recomienda que las ensaladas acompañen en todas las comidas.
  2. BEBIDAS: Cuando estamos de vacaciones nuestro consumo de bebidas aumenta. Debemos ser conscientes que muchas bebidas son altas en calorías, por lo que se recomienda alternar bebidas con agua para reducir el consumo de calorías, y cambiar a limonadas sin azúcar, jugos naturales diluidos en agua.
  3. EN EL RESTAURANTE;  prefiere platos cuya cocción sea horno, hervidos, asados o al vapor, evitando frituras y aderezos. No olvides pedir ensaladas varias.
  4. MODERACION, NO PROHIBICION:  si hablamos de prohibidos, ocurre un fenómeno que se llama “restricción cognitiva”, esto es que más pensaremos y nos sentiremos tentados hacia lo que no podemos comer, por lo que la recomendación es que cuando no podamos resistir la tentación, comeremos “ese alimento que nos atrae” pero con moderación, comiendo lentamente y disfrutándolo.
  5. DESPUES DE LAS VACACIONES:  retoma tu estilo de vida saludable y continua haciendo cambios paulatinos en pos de tu salud y bienestar.
  6. LIMPIA TU INTESTINO;   durante los viajes es muy frecuente que suframos de estreñimiento, por lo que al llegar llegar de regreso a casa, recuperemos el consumo de alimentos ricos en fibra y agua.

Liz Zarlenga