Dietas-para-llegar-en-forma-al-verano

Durante las épocas de calor, nuestro cuerpo pierde una gran cantidad de líquido a través de la transpiración. Es muy importante cuidar nuestra alimentación  a fin de evitar la deshidratación, pérdida de minerales y oligoelementos.

Los platos más importantes  en esta época de calor deberán ser los  más sencillos, tales como ensaladas, frutas, quesos, huevo duro.

Las frutas y verduras son una fuente importante de agua, indispensable para nuestro cuerpo, además de contener sales, vitaminas, y minerales que son eliminados por la transpiración.

Jugos naturales (limonada, naranja, etc)

Algunos ejemplos para el almuerzo y cena:

  • Tomates rellenos con atún,  pulpa del tomate, arroz y poca mayonesa (light).
  • Pollo frío sin piel, carne sin grasa visible ó pescado  con ensalada completa
  • Ensalada de huevo duro, tiritas de jamón cocido, cebollita de verdeo, rúcula, tomate y lechuga
  • Tarta  de verduras o pollo con clara de huevo y queso untable descremado.
  • Salpicón de ave con verduras
  • Wok de verduras con trocitos de pollo o arroz
  • Pollo a la parrilla con ensalada multicolor

Postres sugeridos:

  • Helados de frutas  ó de agua.
  • Ensalada de frutas.
  • Flanes ó postres con leche
  • Yogur con frutas o cereales.
  • Gelatinas sola ó con trozos de frutas ó con yogur
  • Frutas frescas

Recomendaciones para el Consumo seguro de los Alimentos

El riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos aumenta durante el verano. Por esto recomendamos algunas medidas para que nuestra alimentación sea segura, especialmente durante estos días de altas temperaturas.

  • Lavarse las manos antes de preparar los alimentos.
  • Es fundamental mantener la cadena de frío en los productos perecederos, ya que si se rompe, aumenta el riesgo de que distintos microorganismos contaminen los productos, aumentando así las posibilidades de que la persona sufra una toxiinfección
  • Al realizar compras, elegir primero los productos que no necesitan refrigeración y dejar para el final los alimentos perecederos. Los productos que requieren refrigeración deberán ser llevados lo más rápido posible a casa, a fin de no romper la cadena de frío
  • A la hora de descongelar debemos sacar los alimentos del freezer y colocarlos en la heladera. Una vez que un alimento ha sido descongelado, no debe volver al freezer; salvo que ya esté cocinado.
  • No prepare los alimentos con tanta anticipación. Mantenerlos en heladera hasta el momento de ser servidos
  • Fuera del hogar no consuma jugos o bebidas que no se encuentren en sus envases originales, ni helados de procedencia desconocida
  • Lavar con abundante cantidad de agua frutas y verduras.
  • Mantener separados en la heladera los alimentos crudos de los cocidos para evitar la contaminación cruzada.

Revisa siempre la fecha de vencimiento de los alimentos

Liz Zarlenga

Lic. en Nutrición

Nutrysa