[slider][pane]begonia-semperflorens

[/pane][pane] chamaedorea elegans(1)

[/pane][pane] dracaena-massangeana

[/pane][pane] Gerbera-Daisy

[/pane][pane] PORTADA

[/pane][pane] sansevierias(2)[/pane][/slider]

En nuestro hogar, por mucho que nos esforcemos en mantenerlo limpio, podemos encontrar gérmenes, bacterias y sustancias tóxicas como el formaldehído, el tricloroetileno, el benceno, el xileno, el tolueno, el dióxido de carbono y el amoníaco. Su presencia se debe a varios factores: escasa ventilación, tabaco, polvo acumulado en las telas, e incluso objetos cotidianos como bolsas plásticas, productos de aseo personal, barnices o en las pinturas de los muebles.

Las plantas que usamos en los espacios interiores, además de cumplir una función ornamental, cumplen un rol de filtro. Algunas de ellas, son particularmente eficaces a la hora de purificar el aire de nuestros ambientes, absorbiendo dióxido de carbono y contaminantes en exceso y liberando oxígeno puro en mayores cantidades.

Con un poco de imaginación y creatividad, podemos incorporar plantas en nuestro hogar o en la oficina, obteniendo ambientes más sanos e incrementando nuestra calidad de vida. A continuación, dejo cinco opciones de plantas purificadoras que mejor visten los rincones y  que podemos conseguir en la mayoría de los viveros.

                  1-Sansiveria o Lengua de Tigre: Originaria de África, existen cerca de 130 variedades. Es una excelente aliada para quienes no pueden dedicar mucho tiempo a la jardinería. Requiere poco riego, aproximadamente cada dos semanas en verano y primavera, dos en otoño y una en invierno.  Se recomiendan suelos permeables y livianos, por ejemplo, la tierra para cactus que se consigue en los viveros. Son plantas verticales, llegan a medir, dependiendo del tamaño de la maceta, hasta 60cm de alto, color verde vibrante, generalmente atigradas y sus bordes pueden ser amarillos o blancos. Contrastan muy bien tanto con ambientes rústicos, como con espacios modernos o minimalistas.

                 2-Chamaedorea Elegans: Si te gusta la playa y extrañas el verano, cultivar una palmera de interiores te hará sentir más cerca del mar. Se cultiva en macetas grandes y requiere un trasplante anual hasta alcanzar su altura máxima que en algunos casos llega a los 2mts. Requiere un terreno de tierra negra mezclada con turba, con buen drenaje para evitar encharcamientos. Debe regarse con frecuencia pero sin excederse. No empantanar. Ideales para colocar en los espacios de debajo de escaleras o en canteros combinándolas con alguna planta de hoja ancha, por ejemplo: Peperomia.

                  3- Dracaenas (Warnekii o Janet Craig): Existen alrededor de 40 especies entre árboles y arbustos. En cuanto a los cuidados, se recomienda usar turba y debe regarse solo cuando la tierra esté seca. Estas especies necesitan luz y temperaturas templadas, condiciones que generalmente se encuentran junto a las ventanas o en la cocina, donde suele estar en la mayoría de los casos. Puede combinarse con plantas de mayor altura ( Aglaonema Nitidus, por ejemplo) para generar contrastes y dar estructura al sector.

                  4– Gerbera Daisy: Cuántas veces queremos incorporar color a los ambientes y no sabemos cómo? Estas margaritas de colores vivos e intensos no sólo son una de las plantas que mejor purifica el aire, sino que también son el toque que buscabas para resaltar cualquier rincón, mesa ratona o estante. En cuanto a los cuidados, requiere abundante luz y debemos prestar atención a la humedad de la tierra sin permitir que seque ni que se empantane. Podés colocar tres o cuatro macetas de diferentes tamaños, pintadas del color de la pared en cuestión y plantar algunas Gerberas para aportar frescura y armonía al ambiente.

                  5- Begonia Semperflorens o Flor de Azúcar: Otra opción para incluir flores en el hogar o en la oficina. Sus hojas son perennes y sus flores pueden ser rosas, coloradas o blancas. Llegan a medir hasta 50cms y sus cuidados son básicos. Necesita un suelo bien drenado y húmedo, pero sin encharcar la tierra. No debe exponerse al sol directo por tener hojas y flores frágiles. Esta planta es ideal para implementar en algún lugar del baño, como en la mesada, por ejemplo.

Renovar el aire de nuestros espacios cerrados, no solo contribuye a una vida más sana sino que además mejora el aspecto de la piel e incrementa el buen humor.

¡Contanos cuál te gustó más y dónde la pondrías!

Julieta Arias

Diseñadora de Interiores y Exteriores