[slider][pane]1

[/pane][pane] 2

[/pane][pane] 3

[/pane][pane] 4

[/pane][pane] 5

[/pane][pane] 6

[/pane][pane] 7

[/pane][pane] PORTADA[/pane][/slider]

Todos sabemos que la Moda casi siempre se nutre del concepto de “tendencia” para moverse y evolucionar. Siendo así, hemos visto épocas donde las pasarelas mostraban claros aires renovadores y vanguardistas, y otras en que la inspiración retro era el patrón de los grandes creativos.

Louis Vuitton, la reconocida firma de lujo, que nació como una prestigiosa casa de maletas de viaje, para luego, con los años y las mentes de visionarios que la nutrieron renovarse como una referente de la Moda internacional, hoy asume nuevos caminos y conceptos: abandona por completo la “Lona Monogram” .

¿Quién no recuerda los míticos bolsos clásicos de Louis Vuitton con su emblemático monograma tallado a lo largo y ancho de la pieza?

Pues, eso es historia para la firma.

La nueva campaña primavera/verano 2014, al mando de la modelo Jessica Hart muestra un estilo renovado, donde la firma ha aligerado la presencia de su logotipo en todos sus accesorios e indumentaria. La estrategia de negocios ahora apuesta a que se identifique a la maison por sus líneas de diseño, por sus colores, su estilo, y no ya por la evidencia de las míticas letras que denominan a la empresa.

Feminidad a flor de piel, elegancia exaltada. Por ahora en la Moda, las marcas y logotipos no van más.

Germán M. Biscardi