antojos

En general un alto porcentaje de mujeres, manifiesta experimentar antojos por ciertos alimentos, lo que originan en nuestro cerebro que se secreten sustancias como la dopamina, que provocan sensación de placer o bienestar. Pero este impulso de comer para calmar antojos, nos lleva a un incremento de peso.

 

Entonces, que hacer a la hora de satisfacer antojos?

  • Aprende a controlar emociones: cuando estás bajo presión, estresada, se libera una hormona (cortisol) que da a tu cerebro la orden de buscar alimentos, entre los que en estos casos, son aquellos que contienen gran cantidad de azúcar y grasas. Lo ideal es controlar tus emociones y no ceder a la tentación, descartando si se trata de hambre o de un simple antojo.
  • Establece horarios para tu alimentación: cuando tienes hambres, todo alimento te parecerá apetitoso. Por lo tanto debes realizar tus comidas en horarios regulares: desayuno, colación, almuerzo, merienda y cena. Esto te ayudará a evitar tentaciones y antojos.
  • Pequeños permitidos: estar a dieta o cuidarte en tus comidas no significa privarte de algún alimento que sea de tu agrado, la clave es saber cuándo y cuánto: si se trata de una fiesta o cena fuera de tu casa, debes comer liviano ese día y no olvidar realizar ejercicio físico, de este modo podrás darte un gusto y disfrutar de tu permitido
  • Saber elegir: si tu antojo es algo dulce, podes elegir alimentos bajos en calorías, preferir frutas frescas, postres ligh.
  • Aprende a decir que no: es falso creer que el no satisfacer un antojo hará que este se incremente, muy contrariamente cuando la intensidad llega a su máximo, comienza a bajar hasta desaparecer, por lo que una buena opción para ganar tiempo es tomar alguna infusión, comer una fruta, tomar mate, etc
  • Recordar lo logrado: si estás a dieta, recuerdo lo que has logrado hasta ahora, esto te hará tomar conciencia y te dará valor y fuerza para decir no a los antojos.

 

Liz Zarlenga

Nutricionista