mujer vegetales

Cuando hablamos de descenso de peso, debemos saber que éste tiene un ritmo;

“ Se pesa más el domingo a la noche y menos el viernes a la mañana”

De lunes a viernes las actividades son más pautadas, cumplimos horarios de trabajo, realizamos diferentes actividades, por lo que llevar adelante una dieta para adelgazar suele ser más fácil en este período que durante el fin de semana que es cuando todo se desorganiza un poco y se buscan espacios de placer y disfrute o aparecen las actividades sociales que ponen en peligro nuestra dieta.

Ante todo, hay que organizarse:

  • Si la comida es en casa, el  menú debe ser light.
  • Si es en un restaurante, elegimos alimentos permitidos.
  •  Y si es en la casa de otra persona,  llevamos nuestra vianda si hay confianza o, si esto no es posible, tomamos una colación light unas horas antes y nos cuidamos en la cantidad que vamos a ingerir.
  • Realizar actividad física, fundamental para balancear el gasto e ingreso de calorías
  • Planificar incluyendo el fin de semana: tener lo necesario de acuerdo al plan establecido
  • Darnos “un permitido” sin abusar de éste y disfrutarlo


En síntesis: cuando se sigue una dieta, el fin de semana hay que tener mucha voluntad, debemos poner en juego la capacidad de  anticipación, organizarse y saber elegir, no se trata de privarnos de todo, sino de saber elegir “permitidos” y de esta manera llegar el domingo a la noche con la sensación de no haber sufrido el fin de semana, sino muy por el contrario, que lo disfrutamos y no tiramos por la borda el esfuerzo realizado durante la semana.

Nutr. Liz Zarlenga