[slider][pane]reenvionota21contrapiel3

[/pane][pane] reenvionota21contrapiel2

[/pane][pane] reenvionota21contrapiel1

[/pane][pane] reenvionota21contrapiel

[/pane][pane] reenvionota21contrapiel-001[/pane][/slider]

A primera vista daría la sensación de que viajamos en una cápsula del tiempo y nos adentramos en los tardíos años 90’, donde las líneas rectas, el corte sartorial masculino y la urbanidad de las prendas eran reyes indiscutibles de las temporadas.

Lo cierto es que Louis Vuitton se adentra en una nueva aventura, redefiniendo los códigos actuales de la Moda, y llevando su elegancia hacia otros horizontes. Eso fue lo que pudimos ver en París Fashion Week 2014.

Con piezas que catalogan fácilmente como clásicas, la colección pret-a-porter de la firma de lujo se adentra en un estilo mucho más conservador sin buscar romper moldes, sino más bien, vestir una mujer ocupada de agenda completa.

Los abrigos se basan en tramas tejidas o en textiles orgánicos como el cuero en diversos colores y en vinílicos que apuestan por aportar un sutil brillo a la colección.

La piel, presente en la mayoría de las colecciones de invierno que se han dejado ver en las principales pasarelas del mundo, tuvo su lugar en la colección de la maison de lujo, con piezas de pelo medio y estructura pesada.

Un recorrido visual por algunas de las piezas clave para la temporada otoño/invierno que está por comenzar, según la renovada visión de Louis Vuitton.

GERMÁN M. BISCARDI