[slider][pane]5a[/pane][pane]4a[/pane][pane]3a[/pane][pane]2a[/pane][/slider]

Se termina el 2013. La Moda tuvo un gran año, sobre todo en cuanto a crecimiento del diseño independiente y de los nuevos diseñadores que aportaron aires frescos en las pasarelas internacionales. Ejemplo de esto, fue la última pasarela de Sao Paulo que tuvo lugar recientemente.

Pero lo cierto es que el mundo de la belleza no se funda solamente en bases indumentarias, sino que otros conceptos se conjugan para dar vida a un mundo de elegancia y estilo. Es el caso del peinado.

“La Moda no se trata de mirar hacia atrás, sino siempre hacia adelante” frase célebre de la reconocida Anna Wintour. Siendo así, ya es hora de comenzar a hablar de las tendencias en materia de peinado para el 2014 que está a tan solo unas pocas semanas de dar inicio.

Si observamos la tendencia urbana, podemos ver de qué manera la mujer actual busca la comodidad y versatilidad de opciones que acompañen su look, otorgándole libertad en su jornada diaria de trabajo, sin tener que estar pendiente de su cabeza ni pensando diferentes opciones para el día y la noche. Por eso, los peinados recogidos o semirecogidos se imponen como los preferidos por todas.

Vinchas o lazos son los aliados para mantener en su lugar tu pelo, aportando un toque naif y romántico si se combinan con moños o hebillas.

Las colas de caballo siguen atemporales como siempre. La clave: alcanzar un acabado lustroso y perfectamente prolijo. En el gym o en la oficina, no tendrás necesidad de preocuparte por tu pelo con esta elección.

Las notas osadas: las tinturas fantasía. En Mendoza ya pueden observarse por las calles tonos azules, violetas, naranjas y hasta verdes, ya sean en delicados reflejos o en total looks más que atrevidos. Quizás esta tendencia no es para todas, pero nada impide en animarse a probar con algunos toques de color en mechas o degradados, sin caer en estridencias.

Tu pelo en este 2014 acompañará tu rutina diaria, y será tu aliado para sentirte cómoda y con estilo al mismo tiempo, sin caer en formas estructuradas ni por demás elaboradas. Volvamos a las bases. ¡Menos seguirá siendo más!

Germán M. Biscari