45744.fogyokura_tippek_telen_teli_fogyokura_tippek_hogyan_fogyokurazz_telen_fogyas_dieta.w

Llega fin de año, diciembre, mes de brindis, cenas, festejos, y las fiestas, Navidad y Año Nuevo, y la pregunta inevitable: ¿Qué hago para no engordar? Generalmente se suele consumir hasta cinco veces más calorías que en una cena normal, que en la balanza se traduce en un kilo y medio de más.

No hay porque prohibirse de ninguna fiesta, sino que debemos comer de manera equilibrada, teniendo en cuenta algunos tips:

No realizar ayunos: ante una cena especial, no hacer ayuno durante el día, sino que debemos respetar un mínimo de 4 comidas livianas que compensarán los excesos futuros de días de fiesta.

No es excusa comer poco los días previos para tener “permitidos” en fiestas como si fuera la última cena, no es necesario caer en atracones, ya que los excesos traerán aparejados riesgos para la salud: dormir mal, malestar físico, sentir sentimiento de culpa ante el desequilibrio provocado, etc.

Reducir porciones: cuidado con las porciones, deben ser chicas, sin olvidar incluir frutas y verduras.  No existe ninguna ley que exija comer todo lo que contiene el plato.

Dejar el cubierto entre bocado y bocado: esto nos ayudará a disfrutar de nuestra comida, que es un momento de encuentro familiar, de otra manera comemos muy rápido, lo que lleva a que no sintamos saciedad

Frutas y Verduras: son aliados indispensables en todo momento. Es bueno comenzar a comer algo que nos provoque saciedad, como una buena ensalada de vegetales frescos

Comida principal: intercalar entre un bocado y otro una vaso de agua, de esta manera, la sensación de saciedad del estómago llegará más rápido.

No abandonar la actividad física; es muy importante no abandonar la actividad física durante los días previos a las fiestas. Si el gimnasio cierra, salir a caminar o trotar

El secreto para cumplir una meta se basa en poner el esfuerzo necesario hasta lograrlo.

¡ Felices Fiestas!

Liz Zarlenga

Nutricionista