[slider][pane]8 copia[/pane][pane]7 copia[/pane][pane]6 copia[/pane][pane]5 copia[/pane][pane]4 copia[/pane][pane]3 copia[/pane][pane]2 copia[/pane][pane]1 copia[/pane][/slider]

Tan solo unos pocos días nos separan del cierre del año. Pareciera ayer mismo que sonaban las campanadas y nuestras copas chocaban dando la bienvenida al 2013.

Ya sea comiendo las tradicionales 12 uvas, estrenando alguna prenda, encendiendo una vela y pidiendo tus deseos para el nuevo año o simplemente compartiendo una mesa con tus seres más queridos, el año nuevo llega puntual a las 12 de la noche.

Muchos son los detalles a tener en cuenta, sobre todo para aquellos que amamos la Moda y el placentero mundo del estilo, pero hay un pequeño detalle que no siempre es tenido en cuenta: el reloj ideal que dé el especial toque a nuestro look y con el que recibiremos puntualmente el 2014.

Como pieza accesoria innata, los relojes habitualmente catalogados “pulsera”, relucen en mil detalles. Para aquellos más tradicionales, los brillos dorados o plateados son la mejor elección, acompañando la eterna elegancia de los brillos como sutiles protagonistas de las veladas especiales. Michael Kors imagina una pieza clásica, bañada en oro, con la precisión de la tecnología suiza en su interior.

Si tu espíritu fresco te habilita, los nuevos materiales como la silicona o los polímeros elásticos en tonos vibrantes son sin duda la elección. La firma Flud crea piezas que dan una mano a la creatividad, recurriendo a imágenes icónicas de la cultura popular para expresar una actitud única y muy personal. La edición limitada Statusfaction, inspirada en los legendarios Rolling Stone definen el toque rocker-chic de un look desenfadado y juvenil.

Sin caer en excesos, los diseños que combinan brazaletes de doble vuelta con los tradicionales relojes de números romanos son quizás las estrellas de la temporada. En una doble función, la clave consiste en seleccionar el diseño y colores que no sobresalgan por sobre el resto de tu look, ni permitir que roben protagonismo por su tamaño al resto de las piezas que cuidadosamente seleccionaste para esa noche especial.

El tiempo pasa de manera inexorable. Por eso, que las 12 campanadas y el nuevo año te encuentren ataviada con mucho estilo y belleza, porque después de todo, vida hay una sola.

Germán M.Biscardi

El Baúl del Fashionista