20130502-0619-qua-chuoi-va-nhung-meo-hay-2

Tu piel “habla” y cuenta cómo la cuidas, sobre todo en la primavera y en el  verano porque el sol reseca y opaca la piel, aunque se luzca un lindo bronceado.

Si nos exponemos al sol debemos con mucha más razón cuidar nuestra piel para que este bien hidratada y no sufra tanto daño.

No es necesario gastar una fortuna en marcas de primera línea cuando se tiene al alcance la heladera  y la alacena para crear nuestros  propios productos.

Una vez a la semana debemos aplicarnos una máscara natural después de limpiar bien el cutis para que la máscara penetre bien y se obtengan mejores resultados.

De la heladera a nuestra cara

CUTIS SECO

Mascarilla de huevo

Mezcla la yema de un huevo, 1 cucharada de leche en polvo, 1 de leche fresca y 1 de miel. Bate hasta obtener la consistencia de una mayonesa. Aplica en cara y cuello, deja actuar 15 minutos. Retírala con agua tibia y enjuaga con abundante agua.
Mascarilla de banana

Macerar una banana y ponerla sobre una gasa. Cubrir la cara y cuello con ella entre 15 y 20 minutos. Enjuagar con agua tibia.

Mascarilla de mango maduro

Sacar la pulpa de un mango con una cuchara y crear una pasta. Agregar una cucharadita de azúcar, incorpórala bien. Aplicar en el cutis bien limpio y déjala unos 10 minutos. Retirar con agua templada.

CUTIS GRASO

Mascarilla de clara de huevo y limón

Batir una clara de huevo y añadir unas gotas de jugo de limón. Extender la mezcla sobre el rostro, evitando el contorno de ojos. Pasados 20 minutos retira con agua templada.

Mascarilla exfoliante de frutilla y avena

Mezclar dos cucharadas de avena, tres fresas maduras pisadas y una cucharada de yogurt natural hasta formar una pasta. Recuéstate y aplica esta mezcla evitando la zona de alrededor de los ojos. Deja 10 minutos. Retira con agua fría.

Mascarilla de avena con miel

Mezclar una cucharada de avena gruesa con una de miel. Pincela sobre el rostro hasta cubrirlo bien. Déjala reposar por unos 20 minutos, cuando comience a ponerse dura la retiras con agua bien fría para cerrar los poros.

CUTIS NORMAL

Mascarilla de yogur y miel

Mezclar una cucharada de yogur natural con una cucharadita de miel. Aplicar y deja 10 minutos. Retira con agua tibia.

MASCARILLA DE PETALO DE ROSAS

Cortar 6 pétalos de rosas frescas y macerarlos en un tazón. Agregar 2 cucharadas de agua de rosas, una cucharada de yogur natural que esté a temperatura ambiente y una cucharada de miel no muy espesa (puedes calentarla unos segundos en el microondas). Mezclar bien y aplica sobre la piel durante 10 minutos. Enjuagar con agua tibia.

Otras 3 recetas caseras para que te sientas como en un spa:

Mascarilla Antiarrugas

Triturar o macerar media palta con una cucharada de zumo de limón, otra de nata y 2 cucharadas de zumo de zanahoria. Poner esta mezcla en la cara dejando que actúe durante 20 minutos, después retirar con agua tibia

Mascarilla Anticontaminante

Macerar  medio pepino con una cucharada de perejil, eneldo o cebollín. Mezcla la pasta con una tacita de queso blanco descremado o requesón. Déjala actuar por 20 minutos y quítatela con agua tibia.

Mascarilla Anti estrés

Cocinar una patata mediana y hazla puré. Luego rallar otra patata cruda y mezclar con el puré. Extiende esta mezcla sobre la cara, cuello y escote y déjala actuar por 20 minutos. Aclara con agua tibia.

Cuidando nuestro cutis y piel no nos vamos arrepentir al pasar de los años, inténtalo.

 María Eugenia Soto

Esteticista