asd

Dos  aliados a la hora de controlar nuestro peso y mantener  la salud.

Realizar ejercicio es muy importante, nos ayuda a prevenir enfermedades como obesidad y sus riesgos asociados: hipertensión arterial, dislipidemia (colesterol), diabetes, entre otras.

Nos ayuda a quemar energías, utilizando las reservas de grasa del cuerpo.

Para obtener un mejor resultado de tu actividad física, recuerda que es fundamental seguir una Alimentación Adecuada y personalizada.

NECESIDADES NUTRICIONALES Y EJERCICIO

En tu alimentación no pueden faltar:

  1. HIDRATOS DE CARBONO:
  • Simples: frutas, jugo de frutas, los que son rápidamente absorbidos para su utilización inmediata, debiendo por lo tanto ser consumidos durante la actividad física o después de ella
  • Complejos: cereales, pastas, pan, legumbres, etc. Se absorben lentamente optimizando las reservas musculares de energía, debiendo ser consumidas antes de la práctica deportiva y en etapa de recuperación.

 

  1. PROTEINAS: son necesarias para mantener los tejidos del cuerpo y ayudan a la recuperación del músculo trabajado durante el ejercicio. Las encontramos en carnes, huevo, queso, cereales

 

  1. LÍPIDOS :  son  grasas, fuente importante de energía en actividades de larga duración donde las reservas de Hidratos de Carbono disminuyen. Los encontramos en aceites, manteca, crema.

 

  1. HIDRATACIÓN: es muy importante mantener el equilibrio hídrico del organismo. La sed es una señal tardía de deshidratación, por lo tanto NO ESPERES A TENER SED PARA BEBER AGUA.

 

UNA BUENA ALIMENTACIÓN, EJERCICIO FÍSICO Y BUENA HIDRATACIÓN

SON EL COMBUSTIBLE DE TU CUERPO Y TU MENTE

 

LIZ ZARLENGA

NUTRICIONISTA – MP 1187