[slider][pane]ARTICULOS MARIANA1[/pane][pane]maariana[/pane][pane]look1[/pane][/slider]

Nuestra apariencia habla mucho de nosotras, somos una tarjeta de presentación. Una buena impresión es fundamental a la hora de entablar todo tipo de relaciones o simplemente querer sentirnos a gusto.

Algunos tips para tener en cuenta:

  • Párate frente al espejo y observa aquellas partes de tu cuerpo que más te gustan: tus ojos, tu cadera, tus piernas, tus hombros; en fin aquello que te hace sentir segura. No dudes en lucirlas con un color extravagante, una prenda que se adapte perfectamente, un maquillaje llamativo.
  • Usa la talla correcta, ni muy apretado ni muy holgado. ¡  Hará que luzcas tu figura!
  • Luce el cabello ordenado y prolijo,  el maquillaje y los accesorios que enmarquen tu rostro se verán mejor.
  • Menos es más, si te pones todo lo que tienes desviarás la atención de zonas que quizá quieras destacar como una elegante blusa o unos lindos zapatos.
  • Utiliza calzado cómodo, sobre todo para el día. El promedio recomendado para la oficina es de 5cm. ¡Por la noche tus piernas te lo van a agradecer!
  • El maquillaje durante el día debe ser ligero. Por la noche puedes agregar colores más intensos y llamativos, incluso brillo. Recuerda que,  no usar maquillaje denota descuido en tu apariencia y abusar acentúa tu edad y se convierte en una barrera de comunicación.
  • Ten en cuenta el lugar y la hora antes de escoger la ropa. Por la noche es el mejor momento para dar  rienda suelta a tu sensualidad.
  • Dentro de lo que es la moda encuentra aquella indumentaria que vayan con tu personalidad, opta por lo que te identifica, de esta manera serás auténtica.
  • Usa prendas que sean versátiles y fáciles de combinar.  Una blusa blanca y un pantalón negro son los comodines  infaltables  en tu guardarropa.
  •  Tendencia: blusas transparentes. Úsalas por la noche y no olvides que el soutien debe ser del mismo color para pasar desapercibido.

Y recuerda la moda debe adaptarse a ti, a tus necesidades, a tus gustos. Sácale provecho a  la tendencia que más te favorezca.