[slider][pane][/pane][pane][/pane][pane][/pane][pane]
[/pane][pane][/pane][pane]

[/pane][/slider]

[pullquote_left]Si hay un vestido famoso, ése es el de casamiento.[/pullquote_left] En nuestro país sigue siendo una costumbre arraigada pero no en auge. Sin embargo es EEUU el país en que las películas han hecho afamadas a las bodas, mostrando las peripecias que pasan parejas, amigos y padres por la importancia que le dan al acontecimiento.

Muchas familias a la hora de festejar un casamiento “tiran la casa por la ventana”, pero desde hace poco más de cuatro años en EEUU la crisis económica ha impactado fuertemente en la clase media y trabajadora. Por ello han aparecido emprendimientos que, con conocimiento e imaginación, crean soluciones para conservar la costumbre y adecuar sus costos a cada bolsillo.

Este es el caso del sitio cheap-chic-weddings.com, que ofrece diferentes propuestas de cómo organizar cada detalle de una gran boda con presupuestos adecuados a las posibilidades de cada pareja. Justamente para demostrar que prácticamente nada es imposible si se le pone imaginación y buena técnica, organiza desde hace años un concurso de diseño y confección de vestidos de novia donde llamativamente sólo se puede utilizar papel higiénico, aguja, hilo y pegamento.

En el concurso de este año, realizado en la ciudad de New York, de la terna de participantes que llegaron a la final, la diseñadora Susan Brennan resultó ser la ganadora  del premio de U$S 2000 por segundo  año consecutivo. Utilizó 10 rollos de papel, aguja, hilo e incrustaciones de cristales y perlas.

Al ver las fotos de los mejores vestidos de los concursos de varios años que te mostramos, si no te dijeran con qué están hechos no lo creerías. Las modelos que lo lucieron dijeron que eran suaves al tacto y por cierto muy cómodos aunque más pesados que los tradicionales confeccionados con género.