[slider][pane][/pane][pane][/pane][pane][/pane][/slider]

Es tendencia y al parecer viene para quedarse! Grandes marcas y diseñadores incluyen cada vez más en sus propuestas a las mujeres de grandes curvas. Dicen apreciar cada vez más a las magníficas modelos inmortalizadas en muchas de las grandes obras del arte pictórico sensual. Aquel estilo de los 90 con modelos extremadamente delgadas, cede ahora para dar paso a mujeres reales. Esas que muestran, como todos los días en nuestras calles, que la sensualidad y el glamour no es tanto una cuestión de peso sino de actitud. Modelos como Tara Lynn (desnudo sensual en portada revista francesa ELLE), Jordan Tesfay, Cristal Renn, Johanna Dray y Sophie Dahl entre muchas otras – varias de las cuales padecieron problemas físicos y psíquicos al intentar mantener figuras mínimas – decidieron volver a su tallas iniciales y hoy son tomadas por grandes diseñadores de la moda como John Galiano , Jean Paul Gaultier y marcas como Gucci y Versace, incorporándolas como estandartes de sus colecciones. VOGUE en el número del mes de su versión italiana, entrega una portada con la leyenda “Bellas de verdad” mostrando mujeres reales, curvilíneas y voluptuosas, protagonizada por modelos hermosas como la propia Tara Lynn, Candice Huffine y Robyn Lawley. Quizás llegó el momento de reconocer, luego de algunas décadas de amnesia en las pasarelas, que las curvas y redondeces siempre han sido esenciales a la mujer como biotipo y que son parte magnífica de su atractivo.