Los resplandecientes y nuevos colores de la primavera inundan las vitrinas de las principales joyerías. Las grandes marcas presentan sus principales obras en un exquisito despliegue de piedras preciosas y brillantes.

Como recordando, pícaramente, aquella sugestiva frase de Marilyn Monroe “los mejores amigos de las mujeres son los diamantes”, Chanel presenta una exquisita gargantilla de camelias, Dior lo hace con el muguete, su flor preferida, en un collar que se enlaza al cuello con campanitas en brillantes. Cartier cambia la pantera, su animal emblemático, por la orquídea. Boucheron realiza un anillo con una peonía con incrustaciones de diamantes y esmeraldas, mientras que Lidia Courteille presenta un anillo con pétalos de flor de hibisco en zafiros naranja y Van Cleef & Arpels propone un original broche en diamantes.

La visión de estas creaciones de magnífico diseño y hechura perfecta, son un regalo para nosotras, nos inspiran, nos hacen suspirar, nos dejan soñando, pues sabemos que a las mujeres “el espejo nos sirve para vernos la cara, pero el arte nos deja al descubierto el alma”.

[slider][pane][/pane][pane][/pane][pane][/pane][pane][/pane][pane][/pane][pane][/pane][/slider]